lunes, 18 de noviembre de 2013

Arpan el despertar de Mariano Falcón



Dos mundos: uno que se destruye a sí mismo y basa todos sus valores en el dinero y el consumo. Donde los seres no pueden detenerse a pensar dominados por un poder que los obliga a funcionar como robots, mecánicamente; y a producir sin valorar las consecuencias como destino común. Otro que muere por causa de aquél y que necesite imperiosamente quien le devuelva la posibilidad de vida, y que busca para ello un héroe común pero lleno de conciencia para lograr su objetivo, y que pone en los niños y jóvenes la esperanza de Gaia, la tierra madre. Sin embargo, a pesar de la seriedad del tema central de la obra, todo está construido con un humor, desde la palabra y la acción, que hace que el espectador, tanto el niño como el adulto, se diviertan, rían y se emocionen en el tiempo de ese no lugar donde transcurre la historia; en un tiempo que esperamos, muy lejano. Una propuesta cuyo destinatario es la familia, y que consigue que las diferentes edades que componen el público en general, encuentren en su desarrollo elementos que capten su interés. Una esperanza para un futuro que aparece signado por el egoísmo y la ceguera sobre el desarrollo de vida en el planeta. El elenco numeroso, compuesto por niños y adultos, está encabezado por el dramaturgo de la propuesta, que lleva adelante el personaje de Arpan con una ductilidad en el manejo gestual y corporal de gran calidad, y que logra con sus torpezas provocadas arrancar la risa franca del espectador, y por pequeño actor que es el destinado a traerlo a cumplir con el deber de salvarnos a todos de un final de catástrofe. Del lado de los malos, el grupo de robots, asemeja con su coreografía a las filas de The Wall, a la mecanización del sentido. Francisco Ramírez, el director, que además es titiritero, creador de otras de las piezas que se presentan en la sala Andamio 90, Adair, cruza las actuaciones con dos muñecos de gran tamaño, cada uno con un rol muy particular. Uno de ellos luego se transforma en personaje / actor. Gabriela Julis, es la vapuleada Gaia, que envejece sin remedio, cuidada por los niños y adolescentes que serán finalmente los que consigan restablecer una armonía deseada, que es la unidad entre la naturaleza y el hombre. Una puesta que cuida todos los detalles que la componen, desde la coreografía, que señala la cosificación de ese mundo donde el dinero es lo primordial, el vestuario, la iluminación, y la música; y donde la armonización de la dirección hace que sea fluida la relación de la labor grupal. Una propuesta que cuida además hasta el último detalle la relación con el espectador, brindando un trabajo serio en la temática que aborda y en la resolución efectiva en que lo expresa, y permite a su numeroso elenco destacarse en la labor cumplida. 





Arpan, el despertar de Mariano Falcón. Elenco: Mariano Falcón, Nicolás Rieznik Aguiar, Gabriela Julis, Agustina Cipolla, Malena Finamore Catz, Ioshua Fontana Gomez, Mariano Falcón, Ariel Nesterczuk, Guido Passafaro, Mariano Scovenna, y el grupo de niños de los talleres de la escuela. Sala Andamio 90. Director: Francisco Ramírez.






https://www.facebook.com/pages/Andamio-90/360809357279205


 

2 comentarios:

  1. Do you need free Google+ Circles?
    Did you know you can get these ON AUTO-PILOT AND TOTALLY FREE by registering on Add Me Fast?

    ResponderEliminar
  2. Find out how 1,000's of individuals like YOU are making a LIVING from home and are fulfilling their dreams right NOW.
    CLICK HERE TO DISCOVER

    ResponderEliminar